6 razones para armar un presupuesto personal

¿Cuántas veces has escuchado la frase “la información es poder”? ¡Seguramente muchas! Y sí, es cierto que lo es. A mayor información podemos tomar mejores decisiones y esto se aplica también a las finanzas personales. Por eso, te traemos 6 razones para conozcas la importancia de armar un presupuesto personal.

¿Qué es un presupuesto personal?

Empecemos por el principio, un presupuesto personal es un plan financiero donde programar cómo se distribuirán tus ingresos en los próximos meses. 

De esta forma, podrás saber de antemano el destino de tu dinero. Mientras un porcentaje cubrirá gastos fijos, otro estará destinado a objetivos financieros como: vacaciones, cambiar el auto, ahorrar para la casa propia, etc. 

Lejos de ser un corset que te limite, un presupuesto personal es la posibilidad de concretar proyectos y sueños. 

 

¿Qué beneficios tiene armar un presupuesto personal?

1.Tomar control de tu economía 

Contar con un presupuesto personal te ayudará a ordenar tus finanzas personales y, en consecuencia, tomar control de tu economía. Si no tenés claro cuáles son tus gastos fijos y variables, cuánto gastás en salidas, supermercado o ropa. ¿Cómo sabrás identificar tu capacidad de ahorro o dónde “ajustar” el cinturón para reducir gastos? 

 

2.Conocer tus ingresos y gastos 

Para poder armar un presupuesto personal es necesario que lleves registro de tus ingresos y gastos. Esto te dará información sobre cuánta plata te ingresa cada mes; y dónde, cómo y cuándo se va. En definitiva, conocer mejor el estado actual de tu economía.

 

3.Tomar buenas decisiones

Cuando contás con un presupuesto personal es más fácil tomar decisiones porque, muchas veces, los números hablan por sí solos. ¿Es un buen momento para endeudarme? ¿Cuándo podré cambiar el auto? ¿Cuánto necesito ahorrar para las vacaciones? ¿Es momento de reducir gastos o aumentar mis ingresos?

En tu presupuesto personal encontrarás las respuestas. Recordá que contar con información es una buena forma de evitar comportamientos (y gastos) impulsivos o compulsivos. 

 

4.Diferenciar gastos fijos de gastos variables

Es muy importante conocer la diferencia entre gastos fijos y variables. Mientras los gastos fijos son lo que sí o sí debés pagar cada mes como, por ejemplo, alquiler, cuotas de colegio, impuestos y servicios. En los gastos variables tendrás categorías como indumentaria, cuidado personal, alimentación, entretenimiento. 

Mientras los gastos fijos pueden ser más difíciles de reducir, tener control sobre tus gastos variables te permitirá aumentar tu capacidad de ahorro. Lo que nos lleva al siguiente punto…

 

5.Aumentar tus ahorros

¡Sí! Armar un presupuesto personal te permitirá aumentar tu capacidad de ahorro. Una vez que tengas los números claros, tu dinero dejará de ir a parar a gastos innecesarios y tendrá como destino tu alcancía. 

 

6.Planificar objetivos y, por qué no, sueños 

¿Cómo saber el camino cuando no tenés claro dónde querés llegar? Imposible. Con las finanzas personales pasa lo mismo. Si no tenés claros tus objetivos difícilmente puedas hacer algo para alcanzarlos.  Por ejemplo, si lo que querés es hacer un viaje, un posgrado, comprar una casa o un auto, contar  con un presupuesto personal será de gran ayuda. 

 

¿Cómo armo mi presupuesto personal?

Es necesario que lleves al menos durante un mes un control detallado de tus ingresos y gastos (fijos y variables). De esta forma, podrás planificar un presupuesto a futuro basado en datos contrastados y no en creencias o suposiciones.

Podés descargar esta planilla que te ayudará a crear tu propio presupuesto personal.